SANABRIA

Sanabria es una comarca situada al noroeste de la provincia de Zamora, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León. Se encuentra delimitada en su mayor parte por montañas, que hacen de esta zona un enclave singular.

La comarca cuenta con una extensión de 1.215 km cuadrados, lo que representa en torno al 11% del total de la provincia de Zamora. Los términos municipales que la integran son: Asturianos, Cernadilla, Cobreros, Espadañedo, Galende, Hermisende, Justel, Lubián, Manzanal de Arriba, Manzanal de los Infantes, Molezuelas de la Carballeda, Mombuey, Muelas de los Caballeros, Palacios de Sanabria, Pedralba de la Pradería, Peque, Pías, Porto, Puebla de Sanabria, Requejo, Rionegro del Puente, Robleda-Cervantes, Rosinos de la Requejada, San justo, Trefacio y Villardeciervos.

Se trata de una comarca eminentemente ganadera y forestal donde la distribución de la superficie de las explotaciones destaca la reducida dimensión del espacio labrado en Sanabria (3,65%) y el predominio del matorral y de las masas forestales.

La zona cuenta con una gran abundancia de especies cinegéticas de grandes animales como ciervos, jabalíes, corzos y lobos; los cuales son atractivos para muchas personas por su belleza, sus dimensiones y su espectacularidad, siendo un evento particularmente atrayente la berrea de los ciervos. Este hecho convierte a la comarca en una zona concurrida durante las aperturas de veda.

Además, la proximidad de la Reserva Nacional de Caza de la Sierra de la Culebra, en la cual la caza restringida permite abatir ciervos y corzos, es un aliciente más para los aficionados a este deporte. En el presente año se ha aprobado una nueva regulación que trata de garantizar la práctica cinegética sin comprometer la conservación de las especies.

A mayores, hay una extensa superficie fluvial que cuenta con numerosos ríos, pantanos y cotos trucheros en los que se puede practicar la pesca de especies como truchas, bogas y barbos. Mención aparte merece el Lago de Sanabria, con un fondo rocoso arenoso y unas orillas fácilmente accesibles que permiten la pesca con comodidad en un paraje incomparable.

En cuanto a la gastronomía zamorana siempre se ha erigido por el gusto por los productos exquisitos y de gran calidad, teniendo entre sus cocinas platos icónicos, reconocidos más allá de sus fronteras.