ALISTE TÁBARA ALBA SAYAGO

La comarca de Aliste-Tábara-Alba es una comarca situada al oeste de la provincia de Zamora, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla Y León. Hace frontera con Portugal, abarcando una superficie de unas 200.000 hectáreas de terreno.  

Cuenta con un total de 31 municipios de los cuales las localidades cabeceras de comarca son Alcañices, Tábara y Carbajales de Alba. La demografía de la comarca aun siendo baja, no lo es tanto como en otras regiones castellanas, cuenta con un 6,7 hab./km2 con en torno a 13.000 habitantes. 

Geográficamente, la comarca se ve muy marcada por el río que le da nombre, río Aliste, y por la sierra de la Culebra, lo que le confieren como un lugar singular con una identidad propia de gran legado cultural y etnológico.

Esta comarca posee un relieve muy heterogéneo, pasando de las zonas montañosas del norte (está limitada por la sierra de la Culebra, la sierra de Carbas y la sierra Roldada), a las llanuras aluviales del río Aliste y sus afluentes. La ocupación del suelo está fuertemente influenciada por el éxodo rural y el abandono de tierras de cultivo debido a la migración poblacional. 

También cobra importancia el terreno forestal (27%), ya que destaca en la comarca la industria maderera aprovechando la masa forestal de encinas y pinos. 

Los prados y pastos, a pesar de representar una pequeña proporción del territorio comarcal (7,8%), tienen cierta relevancia como soporte del ganado, tanto para el vacuno (con su propia raza, la alistano-sanabresa), como para el ovino.

 Por otro lado, nos encontramos con Sayago, una comarca perteneciente a la provincia de Zamora, ubicada en la comunidad autónoma de Castilla y León. Sus casi 1.500 km cuadrados de extensión se encuentran flanqueados por los ríos Tormes y Duero, que generan una toponimia de asilamiento entre hoces, gargantas y tajos. 

Las tierras de Sayago representan el 14% del total de la extensión de la provincia. Contando con Fermoselle como el municipio más poblado, por delante de la considerada capital comarcal, Bermillo de Sayago. 

Se aprecia que esta comarca tiene una diversidad de usos del suelo, relacionados con las dos unidades fisiográficas básicas que en ella existen. Primero la penillanura, que cubre la parte central y oriental de la comarca, donde se localizan principalmente los campos de cultivo, concretamente campos cerealistas, eriales y mosaicos de cultivos con prados o con arbolado adehesado. Y la segunda, situada en la franja occidental de la comarca que linda con Portugal, está formada por barrancos y cañones que el Duero ha modelado sobre el granito con laderas abancaladas por el hombre.

De esta forma, las tierras de cultivo cubren el 24,5% de la superficie comarcal, siendo el 49% de ellas cultivos herbáceos y el 44,5% barbecho. El 98% de dichas tierras son de secano. Los prados y pastos abarcan el 17,7% ya sea en extensas praderas o en mosaicos, mientras que el terreno forestal representa el 35,4% de la superficie comarcal.

Ambas zonas cuentan con la calidad de la gastronomía zamorana que siempre se ha erigido por el gusto por los productos exquisitos y de gran calidad, teniendo entre sus cocinas algunos platos icónicos, reconocidos mundialmente.

Además, destaca la actividad de la alfarería como recurso endógeno de la comarca, además del micoturismo y el patrimonio abordado dentro de la arquitectura de Aliste. 

A pesar de no contar con una actividad turística tan marcada como en otras comarcas de la provincia, tanto Aliste-Tábara-Alba como Sayago poseen una serie de recursos naturales y patrimoniales de interés, con una base del tejido empresarial vinculada a los productos agroalimentarios.